sábado, 2 de febrero de 2013

Pensando...

Me pido a mi misma
limosna vacía
de la que ocupa mi boca
de la que guarda mi ropa

 Me pido a mi misma
limosna vacía
y no encuentro que darme
si no es mas bilis y sangre

Me pido a mi misma
un poco de paz
y no encuentro correa
para sacar mi paloma a pasear

Me pido a mi misma
una tregua efímera
tan inesistente
que ni yo misma la siga

Sin acordarme
de que no hay tregua posible
mientras la vida se empeñe

La tregua es errónea.
Solo queda la espada
o poner de nuevo la cara

(mi especialidad por lo visto
en esta injusta guarida
de lobos hambrientos
de lobos protegidos)




***

No hay comentarios: