viernes, 28 de marzo de 2014

Porqué siempre se van los buenos...

La dinámica de un partido político es contraria a la honradez y lealtad personales. La lucha por el poder corrompe. Deja demasiados heridos y cadáveres tras la batalla.
La democracia interna brilla por su ausencia.
Los cargos institucionales son aprovechados para hacer campañas personales en lugar de dedicarse cien por cien a la tarea para la que l@s ciudadan@s nos han encomendado.



Siempre se van l@s buen@s
No aguantan ese pisoteo continuo de sus propios "compañeros"
Yo me siento tan sola aquí dentro.
Las cosas que por pura cabezonería he conseguido cambiar en mi ciudad no me compensan los ratos amargos, los brazos de madera alzados, las desilusiones encadenadas...
Algún día también a mi me tocará irme. Estamos de paso, eso siempre lo he tenido claro.
Pero me siento tan sola y algo traidora, aunque nunca he consentido traicionar a mis ideas, a mi compromiso o el de los demás...
Besos desilusionados una vez mas
¿Cuántas quedarán?
***

1 comentario:

Rodolfo dijo...


https://www.youtube.com/watch?v=Rsuy0tpQfWo

No temas, sigue luchando!